Content curator…¿mande?

Content curator…¿mande?

Content curator...¿mande?
Curador de contenidos

Content curator, bajo esta ostentosa denominación se esconde una de las profesiones ligadas al entorno 3.0, que se está convirtiendo en imprescindible en el ámbito de la información en Internet. Algunos expertos han denominado al curador de contenidos como intermediario del conocimiento, aunque las funciones que realiza se explican de una forma mucho más simple. El content curator busca, filtra, organiza y comparte contenidos relevantes y de interés para el público objetivo.


La información que contiene la Red es ingente y produce saturación. El curador de contenidos se encarga de seleccionar, entre todo ese “ruido”, los datos que pueden llamar la atención de su target, de sus consumidores. Es una especie de documentalista que rastrea las redes sociales, los blogs o los medios online en busca de material idóneo para organizar y difundir.


El content curator trabaja mano a mano y de forma coordinada con los bloggers y con los community managers. Les proporciona el material, que una vez pulido, se convierte en cientos de posts, tuits o artículos web. El trabajo del curador es una labor subjetiva, aunque debe ponerse en la piel del lector al que pretende dirigirse.


En definitiva, los curadores de contenidos son intermediarios entre la información que abarrota la Red y el target. El objetivo es proporcionar datos relevantes, que interesen y llamen la atención de los consumidores, que les resuelva esa duda o ese problema concreto que padecen. La labor que desempeñan, por tanto, se hace muy necesaria en cualquier estrategia de marketing digital.


Imagen / Photorrack


Los niños mimados del marketing digital

Los compradores y el contenido web son los niños mimados del nuevo marketing
Mk digital

El nuevo marketing, surgido con la llegada de la Red, se caracteriza por la bilateralidad, la interacción y la conexión directa entre organización y clientes potenciales y actuales. Ya no es primordial interrumpir al público objetivo para persuadirlo. Ahora, se trata de ofrecer contenido útil y adecuado, para colmar las necesidades y deseos de los compradores.


El contenido web es un instrumento de marketing primordial. Los compradores buscan en Internet soluciones a sus problemas y los motores les dirigen hacia los sitios mejor puntuados para satisfacerlos. De ahí, la importancia de cuidar los contenidos, con información relevante y de calidad para el target.


El marketing digital pone énfasis en los clientes actuales y potenciales. La redacción web debe centrarse en ellos y no ensalzar productos y servicios sin más. El contenido web ha de ofrecer un plus a los internautas, cuidando la calidad, la originalidad y la utilidad de textos, audios o vídeos.


Y para colmar los anhelos de los compradores, resulta vital conocer su lenguaje y localizar las palabras y frases clave que emplean para buscarnos. Después, deben llevarse a cabo pequeñas campañas dirigidas, específicamente, a cada uno de los clientes-tipo que previamente hemos identificado.


En el nuevo marketing digital existen, por tanto, dos elementos fundamentales, que deberían convertirse en los niños mimados de cualquier estrategia. Clientes y compradores como destinatarios de textos o multimedia, de un lado. De otro, el contenido web útil, relevante, de calidad y lo suficientemente atractivo para motivar al target.


Imagen | Photo Rack


Este sitio emplea cookies. Si continúa navegando, entendemos que acepta el uso de las mismas.   Más información sobre cookies